Franco Tita

Veía que mi hijo Franco no tenia conducta de estudio ni interés por el estudio…
Realmente no sabia que hacer… en la época de mi viejo esto se solucionaba con una cachetada, pero ahora todo es diferente, no se sabe si castigar o no…
Con mi esposa trabajamos todo el día y Franco no tenía el control que necesitaba…, a veces castigabamos con algo a Franco pero no veíamos ningún cambio…
A principio de año Franco tenía notas muy bajas, ocultaba tareas… no había conducta de ambos lados, el con sus tareas y nosotros con el control necesario…
Nos enteramos de La Casona por un amiguito de Franco, el siempre que le preguntabamos por sus tareas nos decia “ya las hice en La Casona”
Me llegue y enseguida me di cuenta que era lo que necesitaba, lo inscribi y note al principio que habia mucha resistencia de parte de Franco, a los horarios, a las tareas etc…
En realidad a mi siempre me interesó mas los resultados que me daban a conocer en La Casona que en el colegio, si cumplía con los horarios, si llevaba sus tareas etc, porque sentía que era como si yo lo estuviera controlando…
Franco fue cambiando de a poco su concepto con los profesores, fue afianzándose mas y entró en la variante definitivamente…
En la actualidad lo veo mucho mas maduro, aplomado, responsable…
Muchas veces dejo cosas para concurrir a La Casona, inclusos los dias previos a los exámenes días feriados, sabados y domingos…
A pesar de sus notas tan bajas, salvo muchas materias y las que le quedaron (que fueron 5 y de las cuales rindió bien 4!!!!!
En La Casona yo busque una solución y la encontré, es una institución con mucha seriedad y responsabilidad por los chicos…
ANTONIO TITA
PAPA DE FRANCO

En el colegio me sentía muy incomodo por mi falta de estudio…
Muchas veces me decía ¡voy a estudiar! pero me ganaba la vagancia… quería hacer la tarea pero siempre me parecía mucha y la dejaba sin hacer…
UN día hablé con un amigo y me contó de La Casona para ese entonces mis notas estaban muy bajas, me decian que eran muy estrictos pero que le gustaba mucho ir por como enseñaban…
Mi primer día en La Casona no estaba cómodo, pensaba que eran muy exigentes, que era mucho para mi…pero de a poco me fui adaptando…
Me sentí muy bien cuando empecé a levantar mis notas, mi conducta y mi actitud, los profes de La Casona tienen mucha paciencia, es un lugar que te acompañan y tienen una muy buena forma de estudio adaptada para cada alumno…
También me parece muy importante el lugar que le ponen a Dios, me gusta cuando a veces hablamos sobre la palabra y oramos por los chicos, las familias o los exámenes.
FRANCO TITA