Matías Bustamente


En el colegio no prestaba atención, molestaba mucho y en casa le contestaba mucho a mi mamá cuando me pedía que hiciera la tarea…
a veces estaba hasta las dos de la mañana haciendo tarea, perdía mucho tiempo… daba muchas vueltas…
no me gustaba estar tanto tiempo en el colegio, en especial porque no entendía mucho…
cuando llegué a La Casona al principio me gustó mas o menos, pero enseguida me di cuenta que era lo que me hacía falta…
después me gustó mucho mas…me gusta mucho el trato que tienen con los chicos a pesar de ser exigentes…
el año pasado cuando iba a primario todavía tuve a la Seño Laura, me gustaba mucho como enseñaba, especialmente porque me tenía mucha paciencia…
todo lo que no entendía en el colegio en La Casona lo entendía…
Ahora que estoy en el secundario también me gusta mucho venir a La Casona, me gusta porque hacemos las tareas solos y después nos supervisan si todo esta ok… si no entendemos algo enseguida nos explican…
Me gusta mucho también porque tenemos todos los temas adelantados, o sea ya estudiados…
MATÍAS

Matias era un chico que me hacía renegar a la hora de hacer la tarea, tenía que insistirle a cada rato para que se pusiera a trabajar.
Todo el tiempo se la pasaba volando, se tardaba hasta tres horas a veces y no terminaba…
Matias tuvo un sexto grado con notas bajas, en especial matemáticas, las docentes me decían que daba para mas y casi siempre lo veían volando durante las explicaciones…
Me decia… poneme a prueba pero yo Veía que bajaba las notas, que le faltaba organización en especial en matemáticas…
Por una amiga me enteré de La Casona ella había mandado a su hija y le había ido muy bien…
Apenas comenzó me comentó que le gustó… “en La Casona no me distraigo”
Lo noté mucho mas aplicado y en especial contento…
VALERIA BRUNO MAMA DE MATIAS