Paula Tisera

Pamela siempre fue una chica muy tímida, de pocas amistades, no se daba con nadie, pero la razón principal era que se sentía menos.
No se animaba a mirar a los profes y en especial con los que tenia notas muy bajas.
Pamela comenzo en un colegio privado, su primer año fue un desastre porque era como que ella estaba en muchísima desventaja y esto le generaba mucha bronca, siempre estuvo con particulares pero estudiaba y nunca le iba bien…
En este colegio constantemente la comparaban con su hermana que siempre tuvo promedios altísimos y esto le genero mucho mas tristeza aún
Decidí cambiarla de colegio y si bien es cierto se dio con mas chicos, los resultados en el colegio seguian igual, eran todas notas bajas ……
Busque todos los “peros”en el primario pensaba porque era chica, en el secundario pensaba que le iba mal porque la discriminaban o porque los profesores eran muy exigentes…
En el secundario repitió de año, me desesperaba no poderla ayudar al final le dije “vamos a cambiar, este año vas a estudiar cosmetología”, pensé “aqui no hay matemáticas, lengua, biología”, pero a la hora de rendir también le fue mal…; entonces pensé que algo andaba mal y decidí consultar a un prestigioso neurólogo de la ciudad de Córdoba
Confirmaron que Pamela tenía un serio problema que no le permitía avanzar en sus estudios en el cerebro, pero me explicó que si no hacia nada su cerebro cada vez perdería mas su capacidad de razonamiento y retenimiento, es decir se atrofiaría…
Como soy muy creyente, me encomende a Dios, le pedí con todas mis fuerzas me ayudara a buscar un lugar donde la pudieran ayudar en lo intelectual, pero que también tuviera contención, a su persona, a su espíritu…
Fue una psicóloga muy amiga quien me ayudó, me brindo 5 números de teléfono y despues que me los dio le pregunté pero ¿estas personas le van a enseñar y también le van a dar la contención que necesita? porque yo soy una persona que me preocupa mucho donde van a estar mis hijos, muchas veces antes de dejarlas ir a algun lado verifique por mi cuenta el tipo de familia, quienes la integran, como son etc…
Me miró y tacho los 5 números y me escribió el nombre de La Casona, el teléfono y la dirección…
Recuerdo que ese día le pedí tanto al Señor por ayuda para mi hija, lloré muchísimo porque estaba desesperada y no sabia que hacer… llamé y concerté una cita para el otro día…
Cuando llegó el día, recuerdo que miles de cosas me vinieron a la cabeza, pensamientos feos “otra vez vas a volver a empezar” “otra vez vas a fracasar” y esto sucedió hasta que crucé la puerta de entrada… como explciar, realmente sentí una paz interior enorme, pude sentir que mi dolor había quedado atrás… sentí realmente la presencia del Señor…
Cuando llegué a casa, agradecí tanto a Dios, me sentía tan segura que Pamela saldría adelante en ese lugar…
Pamela era un chica que estudiaba horas y no podia memorizar nada, ni hablar de recordar al otro día lo que habia estudiado…
Cuando empezó a estudiar en La Casona, desde el primer día noté la diferencia… fue tan hermoso ver como al otro día en vez de tirar los cuadernos para ponerse a estudiar, los agarro con muchísimo cuidado…su rostro incluso había cambiado, su mirada, el color de su rostro, estaba radiante…
Y así fue como comenzó a estudiar, ¡¡¡preparó tres materias!!! Biología, Lengua y Matemáticas y se acordaba de todo, repasaba y estaba tan contenta de verse en iguales condiciones que los demas… nunca le había sucedido esto…
Rindió como libre las tres, rindio dos el mismo día Biología y Lengua, aprobó Biología, aprobó el práctico de lengua y me contó que le fue re facil (antes nunca lo habia aprobado) y cuando fue al oral, le faltaron de estudiar otros cuentos que habian sido vistos en el año pero que ella no sabia, ella había estudiado solo uno, pero estabamos tan contentos que era como si hubiera aprobado…
Matemáticas ya sabiamos de ante mano que le faltaba mas práctica pero estamos seguras que ahora en febrero las va a aprobar…
Con lágrimas en los ojos digo y afirmo que haber encontrado La Casona fue lo mas importante que me haya ocurrido en la vida, porque realmente no sabia que hacer con Pamela… como mamá es muy doloroso no poder ayudar a un hijo…
En La Casona encontramos paz, un lugar al que viene con frio, calor, lluvia…viene con tanto gusto… siempre esta pendiente de cumplir con sus horarios!!!, en esa Casona esta el Señor… , es su casa… jamás sabré como agradecerles todo lo que hicieron por Pame en tan poco tiempo…nadie pude explicar lo que paso con ella… es otra chica, otra persona…, tampoco puedo explicar lo que sentí el hablar con las personas que la manejan… despues de haber peleado tantas batallas y haberlas perdido… no tengo realmente palabras…
PAULA LETICIA ACOSTA
MAMA DE PAMELA

No estudiaba porque no me gustaba, siempre veía como otros se acordaban de todo, pasaban y se sacaban lindas notas, esto me daba mucha bronca…
Primero fui a un colegio privado, parecia que nadie me quería, hablaba solo con cuatro chicas…
En los recreos o trabajos prácticos siempre me dejaban sola…
Me daba mucha bronca que cuando se trataba de estudiar me fuera mal porque no me podia acordar de las cosas…
Cuando llegué a La Casona, me sentía muy rara, pense que todos me harían a un lado pero todos los chicos me saludaban cuando llegaban y se retiraban…
Pude escuchar y darme cuenta que había chicos con problemas mas grandes que los mios…
La segunda semana me sorprendí muchísimo ver no solo lo que aprendía sino como lo podía retener!!! me encantó
Antes yo me pasaba horas estudiando y no me quedaba nada…ahora estudio y cuando me quiero acordar me lo acuerdo y lo digo como si nada…
Me gusta mucho La Casona porque aprendí a estudiar, a pesar de ser exigentes, pero pienso que si no te exigen no vas para adelante…
También me gusta mucho como son los profes en La Casona, los consejos que te dán, como te escuchan, la paciencia…

PAMELA TISERA